(2010) Conflictos sociales en la re-estructuración de la ciudad fragmentada [SP]

Miércoles 6 de octubre de 2010, por Miguel Angel Martinez

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español]

Conferencia impartida en el encuentro internacional "3 Barrios" organizado por la Universidad Politécnica de Valencia y el colectivo ciudadano Salvem El Cabanyal. Valencia. Junio, 2010.

Usaré el término “reestructuración” a veces como sinónimo de renovación, renovación urbana, rehabilitación, etc. Soy consciente de que hay importantes –a veces sutiles- diferencias entre estos términos, pero en esencia se refieren a procesos similares. Así que dividiré mi presentación en dos partes. La primera parte es la consideración del tema desde un punto de vista sociológico. En segundo lugar, trataré los asuntos de los problemas sociales, la resistencia ciudadana y la autoorganización vecinal.

¿Dónde está sucediendo la rehabilitación y la reestructuración? ¿Qué tipo de vecindario, dónde está situado, con qué tipo de centralidad y periferia se relacionan, con qué riesgo de especulación? ¿Qué tipos de colectivos, grupos sociales, están involucrados en el área, no sólo como habitantes sino también como gente que usa el área, los servicios sociales, etc.?

Después de varios años de analizar estos procesos y de estar involucrado en varios de ellos, finalmente he concluido que necesitamos atender, por lo menos, a estas tres dimensiones esenciales.

La primera es la integralidad e interdisciplinaridad. Esto significa trabajar juntos: planificadores urbanos, proyectos arquitectónicos, expertos lega- les, consultores económicos, trabajadores sociales, analistas sociales, etc. Y todos ellos, en mi opinión, deberían procurar un desarrollo interno del área y, especialmente si es un área marginal, conseguir una acción positi- va que resuelva los problemas sociales incluidos en el área.

La segunda dimensión principal es lo que yo llamo habitabilidad/ residen- ciabilidad. Es decir, capacidad para vivir en estos lugares. Porque como sabéis, algunos de estos procesos generan áreas museísticas o áreas de servicios exclusivos. Este es un punto importante: mantener a la gente que vivía allí antes y abrir nuevas oportunidades para que nueva gente pueda hacerlo. Pero este proceso debe ser negociado.

Y la tercera dimensión es pluralidad/diversidad. Si queremos vivir en ciu- dades habitables debemos combinar funciones, grupos sociales, tipolo- gías edificatorias, diversidad de espacios, variedad. Esta es la esencia de la propuesta de Jacobs. Pero todo esto se cruza con la incertidumbre del futuro y con la capacidad de las personas para mejorar y proponer nue- vas cosas para combinar estos factores.