(2007) La democracia. Historia de una ideología. [SP]

Viernes 19 de octubre de 2007, por Web

Todas las versiones de este artículo: [Español]

Inédito

El libro de Canfora es, ante todo, apasionante. Su otra gran virtud es su actualidad, algo insólito en los libros de historia. Las vigentes guerras para imponer la democracia y la democracia como pilar de la Constitución Europea suscitan numerosos interrogantes que sólo se pueden responder revisando el pasado y escrutando los mitos ideológicos. Durante muchos siglos, ni en la Grecia clásica ni en la Inglaterra moderna ufana de su duradero régimen político, la democracia gozó de tantas connotaciones positivas como hoy en día. Esta idealización es, pues, muy reciente. Y oculta, como es obvio, muy diferentes modalidades democráticas que tienen en la “manipulación” de los sistemas electorales una de sus claves de bóveda. Lo más esclarecedor de la argumentación de Canfora es que fueron las revoluciones (sobre todo la francesa y la rusa) las que consiguieron imprimir ciertas premisas igualitarias a los “regímenes democráticos”. Sin embargo, la dictadura de las clases dominantes en cada época sería su verdadero pilar y, para mayor contradicción, a menudo las masas han sido quienes han elegido “democráticamente” partidos y gobiernos capaces de acentuar esa dictadura y hasta de evitarle su revestimiento con los abalorios del parlamentarismo o de las libertades formales (los fascismos). Con una narración nítida y polémica, Canfora reconstruye meticulosamente la trama de hechos e ideas que se han enhebrado a lo largo de la historia para generar la actual concepción hegemónica de la democracia. Se podrían añadir o seleccionar otros hitos no menos relevante, pero no cabe duda de que los expuestos por Canfora cumplen su cometido: refrigerarnos del asfixiante dogmatismo liberal que ha unificado alegremente democracia y capitalismo.